Diseño

La idea fundamental de Tarta® es su capacidad de adaptarse al cuerpo de su usuario. Pero la fórmula de este respaldo va más allá de eso (¡está en nuestro espíritu!). Tarta® puede y quiere adaptarse a las diversas identidades. Ha sido ideado para convertirse en un instrumento de comunicación verdaderamente dicho, para difundir la esencia de cada individuo y de cada empresa. Gracias a sus diferentes componentes, son muchas las partes donde se puede intervenir, eligiendo materiales y tejidos, es posible obtener niveles de personalización aptos para distintas necesidades.
Aquí se tienen algunas experimentaciones, resultado de nuestra imaginación, para transformar un asiento en un símbolo de la propia empresa: combinaciones en armonía o incluso con efecto de contraste para expresar despreocupación o para resaltar calidad, prestigio, valores personales y característicos de cada marca.
Pero eso no es todo. Estos asientos, una vez personalizados, pueden ser adaptados a cada uno de sus usuarios. Sí, exactamente lo que acaban de leer. Cada “dirigente de empresa” podrá sentirse protegido y una sola cosa con el respaldo adaptado exclusivamente para él: una segunda piel, un símbolo de su inconfundible identidad.

Hemos querido soñar
para ver cómo Tarta® puede ser
también comunicación.